viernes, 19 de enero de 2018

DEJATE FLUIR


 
Me enfrento a esa armadura que he fabricado,
para protegerme
para cuidarme
para ser más yo...
voy quitando poco a poco
las barreras que he generado,
dejándome fluir despacito
desde el mimo y la calma.
Me enfrento a mis miedos
a mis abrazos cálidos,
los regalados-los recibidos,
a mis desafíos internos
y a mi propia energía y mi luz...
 

 Me dejo fluir con cuidado
y con corazón
para que mis alas se abran
y se dispongan a agitarse
ligeras, sedosas y amorosas
para abrazarme a mí
para seguir regalándome
a quien decida,
a quien fluya conmigo
en este vaivén que es la vida.
Dejándome fluir,
soltando amarras
y navegando por fin,
ligera de equipaje
y con mi maleta de cartón en juego,
compleja pero presente,
llena de magia,
de luz
y de buenas herramientas
para seguir construyéndome
y autocuidándome.



Gracias a la vida
que me da tanto,
agradecida cada minuto
por poder respirar, crecer, disfrutar, vivir....

jueves, 23 de noviembre de 2017

NO ES NO

Días duros y ya frecuentes para las mujeres. Que se cuestione si el hecho de haber bebido o el ir desnuda por la calle, sea un atenuante para q una panda de "jovencitos " te viole de manera colectiva sin que tu grito se oiga, sin que el miedo que te paraliza la garganta y la voz se vea, sin que nadie en un bloque de pisos ( fue en un portal )oiga tu desgracia... no es motivo para que se te juzgue a ti y no a ellos.
Y sobre todo no hay derecho a que el hecho de violentar de cualquier modo o de todas las formas posibles, se convierta una vez más en reclamo para quienes justifican la violencia desde eso q es el patriarcado y que ell@s llaman " el siempre ha sido así ".
No hay derecho y leyes en el mundo capaces de proteger nuestros derechos?
No existe capacidad global para parar esta guerra terrorista del machismo que nos llena de dudas y miedos impuestos si caminamos solas por la calle una noche de fiesta, si viajamos solas o con otra mujer, si tenemos relaciones con varias personas o si somos de una sola pareja? Cual es el precio que hemos de pagar como mujeres por ejercer nuestra libertad y nuestro ser, sin más ?
Sin duda alguna podemos afirmar cómo el machismo sutil y los micromachismos están y se reproducen a nuestro lado cada día.
Hace unos días, volviendo por la noche a casa después de un día de escucha y acogida que estuvo plagado de historias duras de mujeres fuertes y que por ser las dos cosas habían sido mal-tratadas y violentadas... presencio la siguiente escena :
3 amigos que ya cumplían los cuarenta hablan sobre el fin de semana que ha pasado uno de ellos con su pareja de turno,  sin tapujos hablan,  opinan, especifican y concretan cómo es su cuerpo y lo bien que se adapta al suyo ; los otros preguntan cuándo va a dejar de hacer sexo con ella para ligarsela ellos.
20.45 de la noche, metro sol.
Es solo un claro y duro ejemplo de cómo se nos nombra, de cómo se nos ningunea y de cómo, gracias a los hombres, las mujeres tenemos vida sexual.
A veces me pasa como a Mafalda,  que paren el mundo que me quiero bajar.
No podemos bajarnos.
Tenemos  que visibilizar todo esto, salir a las calles, denunciar, escribir... gritar... que se oiga nuestra voz...
Que como en el relato de la Tía Chila de Angeles Mastreta 
"no tengamos miedo porque estamos hartas de tanto silencio ".
Para que, como en ese texto, los gritos de no es no, lo llenen todo e inunden el mundo de una marea violeta de mujeres sin violencia
Que así sea.

lunes, 23 de octubre de 2017

NUEVO RUMBO

 
Andan revueltas mis velas,
navegan libres, navegan.
Sin más horizonte que el mediodía
y que el saber bien hecho
que da gusto a la vida.
 
Afortunada me siento,
en libertad y en calma.
Disfruto a cada minuto de esta nueva
pero antigua aventura que es la vida,
mi vida.
Sin más equipaje que las estrellas
comienzo de nuevo,
arranco mi andadura
con fuerza y luz,
energía y empoderamiento.
 
 
Llena hasta los bordes de autenticidad
que recogí en otros andares,
en otros lugares
de donde me llevé y esponjé
todo lo posible...
que aventura tan hermosa la vida
que lujo poder expresar
mi agradecimiento y alegría.
GRACIAS SIEMPRE A LA VIDA
 
(Duende del Sur de Chambao acompaña mis andares)

lunes, 12 de junio de 2017

TIEMPO DE BARBECHO

De vuelta a casa. 
A sentarme de nuevo ante mi espacio en blanco y a dejarme fluir.
A prepararme un café bien cargado a las 6 de la mañana y comenzar mi jornada a tope, 
con ganas y energía. 
A permitir que mis palabras fluyan de nuevo, a trasmitir mis hondos o superfluos sentimientos. 
A recoger encantada y gozosa los frutos de la vendimia de mis creaciones 
y agradecer de nuevo a la vida este Arte de lo posible que es la vida. 
A sentirme bien, plenamente viva sin más intención que disfrutar cada minuto y cada instante. 
A saborear el fruto de este barbecho de mis tierras que, sin duda alguna, ha merecido la pena. 
A darme permiso para ser yo.
En esta etapa nueva que tiene los días contados como cada calendario a estrenar, 
me planteo seguir en este soniquete de palabras y emociones, 
me propongo dejar angustias y pesares a un lado y 
mirar atrás solo para generar con lo vivido un aprendizaje fluido y empoderador. 
Que bueno este tiempo de barbecho. 
Cuánto he echado de menos mis dedos deslizándose por el teclado para estar aquí, 
en este proyecto vital que es Elartedeloposible.
Gracias a la vida y a ustedes por leerme y compartirme ¡¡

domingo, 5 de marzo de 2017

NEGRO 8 DE MARZO: DESDE EL OTRO LADO...

Respiro despacio, tranquila.
Por fin, pasó todo. 
Dejé de respirar allí y ahora estoy en calma. 
Me destrozó el cuerpo, el alma, la vida, me arrancó la vida a cuchilladas, 
a mordiscos, a llanto y a sangre. Sangre derramada por todas partes, 
empapando las baldosas de la casa, la ropa que llevaba, sus manos...
él no se quitó la vida, como hacen otros, él me dejó tirada 
y se fue a un bar a tomar cañas. 
Recuerdo el dolor, recuerdo las denuncias y el sentir que la Policía no me creía, 
recuerdo el dolor encarnecido en mi cuerpo y mis lágrimas, 
las de mi familia, diciéndome que lo dejara...
cuanto tiempo tardé en dejarlo, cuántos años llorando...
Denunciar sirvió y mucho, viví tranquila unos años, pocos años, 
pero viví de nuevo. 
No volví a salir con otro por miedo a que me matara, 
pero sentí de nuevo la vida en mi piel, salir a la calle y respirar sin miedo 
porque tras la separación puse tierra de por medio y él me perdió la pista...
como en las películas americanas de falsa identidad pero sin protección policial, claro. 
Y disfruté de cada minuto, conseguí traslado en la empresa...
todo iba bien, hasta que me encontró y empezó de nuevo el acoso y las denuncias.
Pero hice lo que tenía que hacer, 
pelear hasta el final porque ese hombre que decía quererme más que a nada, 
no quedara sin denuncia....
Me ha matado, no sé qué pasará ahora. 
Solo sé que denunciar fue lo mejor que pude hacer.. 
Lo que más me duele es mi hija se haya quedado sin madre, 
que presenciara cómo su padre me destrozó de arriba a abajo y 
que se haya quedado sola con mi familia, menos mal que ell@s siempre me creyeron 
y empujaron a vivir y dejarlo. 
Estos hombres, no son personas, son animales, 
propietarios de su especie, de su raza, de su agresividad animal y de su rabia,....
y todo porque quería tener una vida y tener mi espacio. 
Tu espacio soy yo y no hay más que hablar, repetía sin cesar. 
Menos mal que hubo manos que me ayudaron, 
oídos que me escucharon y 
abrazos que me arroparon, 
menos mal que hubo mujeres a mi lado que me arroparon y enseñaron lo que era la sororidad.
Solo espero que mi hija de 8 años el día de mañana 
no siga leyendo en la prensa un asesinato por día a otra mujer, 
como quien mata liebres en el monte. 
Solo espero que las leyes condenen a los asesinos, 
que haya un pacto de estado contra este terrorismo. 
Nos están asesinando, me han asesinado.